Ponemos en marcha un huerto rural intergeneracional en 3 pueblos de la comarca del Rincón de Ademuz

Desde el 29 de enero y hasta el 12 de junio hemos puesto en marcha –como actividad intergeneracional del programa #ReddeAcciónRural – 18 sesiones para la creación de un huerto en los aularios escolares de #Ademuz#CasasBajas y #Torrebaja, con la participación de 46 alumnos y 9 mentores (personas mayores de la comarca) y coordinado por nuestra psicóloga Paula Jimeno de Pedro.

El objetivo es crear una sinergia entre ambas generaciones, en la cual los mayores se sientan útiles, enseñando a los niños las técnicas que toda su vida han desarrollado de manera natural en su día a día en las labores agrarias. Y los niños aprendan prácticas culturales y oficios antiguos.

Por tanto en la actividad cultivaremos un producto agrario, veremos su desarrollo y todas las técnicas que se utilizan para dicho desarrollo y cerraremos el ciclo transformando ese vegetal y utilizándolo como alimento.

Esta actividad forma parte del programa «Red de Acción Rural» cuyo objetivo es reducir la #soledadnodeseada de las personas mayores en el mundo rural y generar espacios de socialización, recuperando las redes de apoyo entre vecinos.

Los mayores:
• Recordarán las actividades agrícolas que han desarrollado durante su vida activa.
• Se sentirán útiles y realizados enseñando a los pequeños.
• Estarán activos y tendrán una obligación que les haga estar despiertos y con buen ánimo.
• Tendrán contacto con la naturaleza y el medio ambiente, mejorando sus condiciones físicas.
• Mejorar capacidades cognitivas.

Los niños aprenderán:
• Atracción por la naturaleza.
• Conocer el proceso de desarrollo de un cultivo, las etapas lógicas serán:
• Semillas (conocimiento),
• Germinación,
• Crecimiento y desarrollo (partes de la planta),
• Necesidades del cultivo (riego, sol, malas hierbas, plagas, etc…), Transformación del producto para alimentación.
• Crear interés por el cultivo o vegetal que cultivan para hacerlo interesante e ingerirlo, al sentirlo propio.
• No perder las tradiciones y los oficios antiguos que se han desarrollado naturalmente en la comarca, así como el lenguaje propio del oficio.
• Aprenderán a hacer trabajos manuales y estarán en contacto con la naturaleza.
• Conocimiento de la flora y del campo.
• Conocimiento de las herramientas y del material agrícola que se utiliza en las tareas propias.
• Respeto por los mayores y por el trabajo que se ha venido realizando por los agricultores durante toda la vida, dándose cuenta al trabajar de la dureza de la profesión.
• Diversión y entretenimiento.

Las actividades que se van a desarrollar a lo largo del proyecto son:
• Preparación del terreno para plantar el cultivo,
• Plantación del cultivo,
• Control y vigilancia del huerto,
• Observación del desarrollo el cultivo,
• Recolección de la cosecha,
• Realización de un producto culinario con el producto agrario, para que los niños vean la relación directa entre campo y la mesa.
• Material didáctico y charlas teóricas donde se enseñen conceptos del día a día del cultivo.

Encuentra tu residencia Colisée