La Fundación Colisée recibe más de 400 cartas dirigidas a mayores que viven en las residencias en riesgo de soledad

La Fundación Colisée ha recibido, en apenas unas semanas, más de 400 cartas dirigidas a las personas mayores que viven en los centros residenciales Colisée repartidos por todo el territorio español. La entidad se propuso llegar a más de 250 personas mayores que pueden encontrarse en riesgo de soledad no deseada, pero con el éxito de la campaña, muchas personas mayores han recibido hasta siete cartas.

El elemento diferenciador de esta campaña navideña ha residido en ofrecer un breve perfil de las personas mayores. De esta manera, la entidad quiso favorecer la empatía y que las cartas fueran lo más personalizadas posible. De hecho, un porcentaje significativo de personas que han enviado su carta, han manifestado su interés de continuar en contacto con la persona mayor a la que han escrito.

La fundación ha recibido cartas de España, Francia, Alemania y Gran Bretaña. También procedentes de institutos, facultades y asociaciones que han implicado a su alumnado: el IES Emili Darder (Mallorca), el Colegio Martí Sorolla (Valencia), el Colegio Internacional Torrequebrada (Málaga), la Fundación AFIM (Salamanca), el IES Ximen d’Urrea (L’Alcora – Castellón), el IES Clara Campoamor (Ceuta), el Centro de Día Bonestar (Vilamarxant – Valencia), el IES La Merced (Valladolid),el IES García Pavón (Tomelloso – Ciudad Real), la Facultad de Trabajo Social (Universitat de Valencia), el Colegio Nuestra Señora de las Victorias (Madrid), el IES Berenguer Dalmau (Catarroja – Valencia), empleados/as de Colisée España y la Asociación Valientes de Valencia.

El broche final a la campaña ‘Cartas contra la soledad’
La Fundación Colisée ha puesto hoy el cierre a la campaña ‘Cartas contra la soledad’ con una jornada festiva celebrada en la residencia Colisée El Saler de València. La entidad ha congregado a una veintena de niños y niñas de la Asociación Valientes, una de las entidades implicadas en la campaña, con personas mayores residentes. El objetivo: romper su rutina, sorprenderles y compartir tiempo juntos.
Los niños y niñas, de edades comprendidas entre 6 y 14 años, han entregado elaboradas manualidades, y han leído mensajes y cartas personalizadas a las personas mayores. “ La diversión no tiene edad”, ha destacado uno de los valientes. El emotivo encuentro intergeneracional ha acabado con sonrisas y abrazos.

A través de esta iniciativa, la Fundación Colisée continúa trabajando para reducir la soledad no deseada de las personas mayores. Esta se suma a otras acciones cuyo principal objetivo es mejorar la calidad de vida del colectivo mayor dentro y fuera de los centros residenciales.

Encuentra tu residencia Colisée